Personalizar tazas con tu Silhouette.


Llevo tiempo queriendo hacer este post, ya que como muchas sabéis tengo una guerra declarada a las tazas, y ando a la búsqueda de la forma más sencilla de personalizarlas con la Silhouette, pero sobre todo que sea duradero.

Así que en este post voy a contaros las pruebas que he hecho, un resumen del proceso y los pros y contras de cada uno…

personalizartazas

¡Vamos allá!

1. Pintura para cerámica.

Se crea una plantilla con la silhouette, preferentemente en un material adhesivo (yo uso vinilo de baja calidad), se coloca sobre la taza y se pinta con la pintura para porcelana (con ayuda de un pincel).
Este tipo de pinturas requiere el horneado posterior de la taza para fijar la pintura (el tiempo de horneado depende del tipo de pintura, pero suele venir especificado). En mi caso utilicé la pintura para cerámica de la marca Pebeo.

Pros: Hasta el momento es la taza con la que más tiempo llevo y que aguanta perfectamente el uso diario, y el lavado en lavavajillas.

Contras: Cuesta repartir la pintura de forma uniforme y tuve que dar varias capas para que se quedase lo más opaco posible. Es una pintura algo plástica/pegajosa, por lo que da problemas al retirar la plantilla ya que podemos correr el riesgo de levantar también la pintura del motivo o diseño.

taza galactica

2. Rotuladores permanentes para porcelana.

Se crea una plantilla con la silhouette, preferentemente en un material adhesivo (yo uso vinilo de baja calidad), se coloca sobre la taza, y se pinta con el rotulador (yo he usada de la marca Sharpie). Conviene hornear la taza para fijar la tinta.

Pros: más rápido y sencillo que aplicar pintura para cerámica con pincel, ya que es pintar con un rotulador y se hace muy sencillo. Le da un acabado más DIY.

Contras: existen muchos tipos de rotuladores de este tipo y no todos dan los mismos resultados.

Yo hice esta taza con un rotulador Sharpie dorado, al principio parecía aguantar el uso diario y el lavavajillas, pero con el tiempo ha ido perdiendo el dorado (quedándose mate), y se ha ido aclarando. Tengo otra taza con Sharpie negro que parece que aguanta mejor, pero creo que con el tiempo le acabará ocurriendo lo mismo.
Investigando por internet he encontrado de todo, hay gente que con los Sharpie genial y otra gente que fatal, y mucha gente recomienda los rotuladores marca Porcelaine. ¡Tendréis que animaros a probar!

tazasharpiedorado

3. Vinilo adhesivo.

Se corta un diseño en vinilo con nuestra Silhouette y se coloca sobre la taza (recordad que podéis usar papel transportador).

Pros: es lo más rapido y cómodo, hace que sea muy sencillo combinar vinilos de varios colores, y ademas el resultado es limpio y nitido, ya que es un vinilo cortado con la Silhouette (y ya sabéis que bien corta!)

Contras: el mayor problema para mí en estos casos es el lavado en lavavajillas, ya que a mí los vinilos normales se me han acabado levantando al lavarlo en el lavaplatos.

El recurso del vinilo para las tazas es al que más gente recurre, y por tanto es al que he dedicado más tiempo y he probado más vinilos. Y estas son las conclusiones que he sacado:
– Las tazas con vinilo normal (y con normal me refiero a los de marca Silhouette que son tipo premium, o a los de Plotteralia) deben lavarse a mano.
– Puede mejorarse el pegado del vinilo calentando la taza al microondas llena de agua, durante unos 2 o 3 minutos (no más que pueden salir burbujas y arrugarse). Sin embargo esto no hace que aguante el lavaplatos (o por lo menos no el mío que debe ser que reproduce las condiciones del mismo infierno cuando limpia).
– No se deben usar barnices o sellados sobre el vinilo, ya que afecta a su porosidad y lo deteriora. Yo hice la prueba con una taza y un plato y no me convenció demasiado por que se ven las pasadas de pincel, pero además decidí ir a un sitio de rotulación a hablar con un especialista y me dijo que nada de barnices sobre el vinilo.
– Para las últimas tazas de vinilo que he hecho, he usado un vinilo marca Oracal 651, que es un vinilo para exteriores y por tanto con un adhesivo más fuerte y un material más resistente… ¡Y hasta ahora aguantan el lavaplatos! Eso sí, llevan unos 4 lavados y aún quiero esperar para ver como se van quedando con el tiempo (me da miedo cantar victoria…).

Os dejo unas imágenes de las tazas que hice con vinilo Oracal 651 (en las fotos ya se habían lavado una vez en el lavavajillas)

tazavinilofrase

tazaviniloglobos

4. Ácido para vidrio.

Algunas tazas pueden grabarse con el ácido para vidrio, ya que llevan una capa de esmalte que es vidriada. Así que si vas a probar esta técnica asegurate que la taza que usas tiene un acabado brillante.
El proceso es muy sencillo, sólo tienes que hacer una plantilla adhesiva con tu Silhouette, colocarla en la taza y echar el ácido para vidrio (puedes ver un tutorial pinchando AQUÍ). En el caso de las tazas, conviene dejar el ácido actuar más tiempo de lo normal (yo en el ejemplo de la foto lo tuve 20 minutos para asegurarme).

Pros: El acabado es permanente, así que no tenemos que preocuparnos a la hora de lavarla y podemos usar lavavajillas.

Contras: Sólo queda bien en tazas muy oscuras o negras, ya que cuando más clara es la taza menos se aprecia el grabado.

Y aquí os dejo un ejemplo. Como véis no fue muy acertado usar una taza verde, pero no tenía ninguna oscura más a mano, ya que no se aprecia bien el grabado, sin embargo he visto ejemplos en tazas negras y el resultado me ha gustado.

tazaácidovidrio

¡Y hasta aquí es todo lo que os puedo contar de las tazas! Que yo creo que no es poco…

Espero que os haya gustado el post y que os ayude a la hora de elegir de que forma personalizar tus tazas. Ah! y si también habéis hecho pruebas de otros métodos, estoy deseando que me lo contéis.

Un saludo,
Ana.