Grabado de vidrio con tu Silhouette.


La Silhouette es la herramienta perfecta para crear plantillas.
En uno de mis últimos post, en los que os enseñaba un body, usé una plantilla adhesiva (en vinilo) recortada con la silhouette para pintar encima y decorar el body.
Hoy, os quiero enseñar otro uso de plantillas creadas con la Silhouette, pero esta vez para combinar con ácido para vidrio.

El ácido para vidrio es una especie de crema que tienen un efecto corrosivo sobre el cristal, por lo que si combinamos ese ácido con una plantilla hecha con nuestra Silhouette, nos permitirá customizar un montón de cosas de cristal, y darle un toque personal a nuestros vasos, copas, platos, bandejas, etc…

Yo casi que he perdido la cuenta de la de cosas que he grabado con ácido, sobre todo para regalos a amigos y familiares, y da un resultado tan elegante que seguiré usándolo. Os dejo unos ejemplos de algunos proyectos que he hecho con ácido de vidrio por si os pueden dar ideas:

1. Tarros de cocina
2. Vasos
3. Plato de cristal
4. Portavelas
5. Tuppers.

5ejemplosgrabadovidrio

Esta técnica es una de las que menos materiales requiere, ya que con una plantilla, un bote de ácido para vidrio, y algo para aplicarlo (pincel o espátula), es suficiente.
Os resumo en unos simples pasos cual sería el proceso, pero os dejo este vídeo para que también lo podáis ver.

 

 

Pasos para el grabado de vidrio:
1. Crear una plantilla adhesiva con nuestra Silhouette (yo suelo usar vinilo del barato, o stencil vinyl, como material para hacer la plantilla).
2. Colocar la plantilla sobre la pieza de cristal, con ayuda de algún papel o material transportador si el diseño no es de una sola pieza.
3. Con un pincel o espátula se cubren de ácido los huecos que deja la plantilla sobre el cristal. Al ser un ácido, conviene manejarlo con precaución, por lo que se recomienda usar guantes.
4. Se deja esperar unos minutos (en función de la marca de ácido el tiempo puede variar). Yo he usado el de la marca DG que lo suelo dejar unos 4 minutos, y en el video uso el de la marca Armour Etch que basta con un minuto (aunque es mejor dejarlo un poco más para asegurarnos).
5. Pasado el tiempo de espera, ponemos la pieza de cristal bajo el grifo para que se lave el ácido, y lavamos bien la pieza de cristal.
6. Retiramos la plantilla… ¡y listo!.

Si nunca lo habéis probado, os recomiendo empezar por algo sencillo y sin curvatura, como un plato, una bandeja de horno, el fondo de un tupper…

grabadovidrio-01

Sobre superficies curvas, como copas, hay que colocar la plantilla con cuidado para que no queden arrugas por donde se pueda colar el ácido. En estos casos es importante hacer una plantilla acorde a la curvatura de la copa y al tamaño de la misma.

Parece difícil, pero no lo es. Por supuesto, alguna vez puede salirnos mal porque el ácido toque partes que no son de la plantilla y estropee el diseño, pero con práctica se consiguen resultados increibles.

¡Manos a la obra!

Un saludo,
Ana.