Los colores impresos desde Silhouette Studio.


He recibido varios mails en los que me preguntáis que por qué lo que imprimimos desde Silhouette Studio no sale del mismo color que lo que vemos en pantalla, y por qué hay diferencias entre enviarlo a imprimir desde Silhouette Studio, que por ejemplo desde Photoshop.
Así que he decidido dedicarle un post a este tema, ya que me parece interesante y no todo el mundo tiene porque saber estas cosas.

Voy a intentar no ponerme muy técnica para que, las que sabéis menos del tema, no acabéis con dolor de cabeza, pero también pido disculpas a las que sabéis un poco más, ya que para poder resumirlo tengo que saltarme conocimientos sobre teoría del color que para los diseñadores son muy importantes.

coloresimpresos

Lo primero sería entender por qué lo que imprimimos no sale con el mismo color que lo que vemos en pantalla. Y esto ocurre principalmente por varios motivos:

La gama de colores con las que trabaja un monitor y una impresora son diferentes.
Esto se debe a que lo que vemos en pantalla está en color RGB (rojos, verdes y azules), y lo impreso en CMYK (cián, magenta, amarillo y negro).

¿Y por qué trabajan con gamas de colores distintas?
Pues aquí es donde sería muy extenso el entrar a hablar de la teoría del color, pero así a lo bruto, y para que entendáis porque no pueden trabajar bajo el mismo sistema, tenéis que pensar que una pantalla es negra sobre la que se añaden luces de los colores primarios (rojo, verde y azul) , y en un papel (que suele ser blanco) no podemos proyectar luz, así lo que se hace es trabajar con pigmentos de color (que en este caso, y en la mayoría de las impresoras de tinta domésticas son el cian, magenta, amarillo y negro).

Así que esta suele ser la causa principal de que los colores impresos no coincidan con los que se ven en la pantalla.

Las que tengáis Photoshop podéis probar  a cambiar una imagen de RGB a CMYK y ver como cambian los colores.

Ajustes del monitor.
Como sabéis nuestros monitores o pantallas de ordenador nos permiten controlar el brillo y contraste, y lógicamente esto influye en como vemos lo que tenemos en pantalla.
Simplemente probando a cambiar estos valores de nuestro monitor, notaremos el cambio en los colores.

Iluminación.
Y esto influye tanto en como visualizamos nuestra pantalla, como el documento impreso. Y si no, probar a ver la misma hoja impresa al lado de una ventana con luz natural, o bajo un fluorescente de oficina. Y es que el ojo humano también hace de las suyas.

Tipo de papel.
El tipo de papel también influye en como se va a mostrar el color impreso. Es decir, que si imprimimos una misma imagen en distintos tipos de papel el resultado será distinto.
Donde mejor se ve es comparando la misma impresión sobre papel mate o brillo, pero lógicamente también influyen la blancura, la textura, porosidad…
Que os voy a contar a estas alturas sobre la cantidad de papeles que hay… (hay mogollón!)

El color en el programa
También podemos notar, que de un programa a otro de nuestro ordenador cambian los colores (podéis hacer la prueba abriendo la misma imagen en Photoshop y en Word), y esto se debe a que cada programa tiene su propia gestión de color.
Lógicamente, lo ideal sería trabajar con estas imágenes en programas de diseño que nos permiten gestionar los perfiles del color (Ej: Photoshop, Corel Draw, Illustrator…) para conseguir un mejor resultado en la impresión.

Y por no enrollarme lo dejo aquí, pero hay más factores que pueden influir (ej, resolución de las imágenes).

¿Qué sacamos de todo esto?
Pues lo primero, saber que es normal que ocurra esto , así que no penséis que vuestra impresora es una mierda jejejeje. Ojo, que puede serlo, pero en este post no voy a entrar a hablar de impresoras, impresión inkjet o laser, resoluciones optimas de impresión,… etc, que eso ya es liarse, y hoy quiero centrarme en el color.

Y lo segundo sería preguntarnos qué podemos hacer al respecto… ¿verdad?
Bueno pues aquí es donde viene el lío, porque tendríamos que meternos en temas como calibrado del monitor, calibrado de los perfiles de la impresora… Vamos, algo que no es sencillo, y con lo que opino que no debe complicarse la vida un usuario normal.

Y pensaréis… ¿Y nos cuenta todo esto para decirnos que no tiene solución?

Que no cunda el pánico, que aquí llego con mis apaños!
Yo también imprimo en casa (me encanta hacer Print&Cut con la Silhouette), soy una maniática de los colores, pero sobre todo no tengo la más mínima intención de ponerme a ver si mi impresora lleva algún software que me permita gestionar los perfiles de color.

¿Y qué hago? Pues apañarme con unos sencillos test de color, que además voy a compartir con vosotr@s.

Me explico…

El test de color es una hoja que imprimiremos desde Silhouette Studio, y que contiene toda la paleta de colores de relleno del programa.
Además en este documento, apuntaremos tanto el tipo de papel sobre el que vamos a imprimir (ej, papel 180 grs acabado brillo), el modelo de la impresora (HP, Brother, Canon…) y las propiedades de impresión (normal, calidad fotográfica, etc…).

En esta imagen podéis ver el archivo del test de color que he creado para Silhouette Studio.

testdecolor

Una vez que tengamos impreso nuestro test de color (no hace falta poner marcas de registro ni nada, ya que no vamos a cortar), podremos comprobar como se ve cada uno de los colores del programa una vez impresos, y esto nos ayudará a la hora de dar color a nuestros proyectos.
Así que si, por ejemplo, el rojo impreso sale más oscuro al que queremos, sabremos que tendremos que modificar ese color en el programa para que el resultado se acerque más al que buscamos (recordad que tenéis unas opciones avanzadas en el color de relleno para poder personalizar el color).

Además, si tenemos impreso este test de color para los distintos tipos de papeles que tenemos en casa, podemos ver el acabado de las impresiones y que nos ayude a elegir más fácilmente que tipo de papel queremos usar para cada proyecto.

En este punto, seguro que algunas pensáis “¡que loca!, ¿y tanta falta hace?”.

¡Pues todo depende!

No os voy a mentir y deciros que las uso siempre, pero también suelo imprimir mucho y tengo bastante dominada mi impresora y lo que me hace con los colores. Pero para ciertos papeles sobre los que no suelo imprimir de forma frecuente, y que olvido como quedaban impresos, si utilizo los test de color.
Lógicamente el decidir usar las hojas con los test de color dependerá de lo maniaticos que seamos con los colores, y el que queramos que nuestras impresiones tengan un color lo más fiel posible a lo que buscamos.
Y por supuesto, si que os lo recomiendo a las que tengáis negocios ya que os ahorrará tiempo a la hora de elegir papel, y a no tener que hacer mil pruebas previas de impresión para ver acabados.

Aquí os dejo una foto con el test de color impreso sobre varios tipos de papel.

test de color impresos

Y por supuesto, os dejo el archivo de Silhouette Studio con el test de color para que no tengáis que haceros el vuestro, y directamente lo podáis imprimir sobre vuestros papeles.

Testdecolor.studio

¿Qué os ha parecido?
Y como hoy me he salido un poco de los típicos tutoriales o post que suelo hacer, agradecería vuestros comentarios para saber si este tipo de post os interesan o si preferís que me ahorre futuros tostones jajajaja.

Un saludo de colores,
Ana.