Comprar o no comprar una prensa térmica.


Comprar Prensa Térmica

Creo que ya he comentado varias veces lo que me gusta cortar vinilo con la Silhouette, ya sea vinilo adhesivo o textil (heat transfer).

Sin embargo, con mis primeros proyectos de vinilo textil tuve varios problemas, por no hacer bien la parte del planchado, y  empecé a ver que algunas esquinas de los diseños se levantaban tras los lavados.
En la parte del planchado nos suele preocupar la temperatura a la que poner la plancha, pero también es importante hacer presión y ahí es donde mi sistema fallaba, ya que mi tabla de planchar es demasiado blanda. Así que hice varias pruebas sobre una tabla rígida y sobre la encimera de la cocina, con muy buenos resultados.

Pero no nos engañemos, es un rollo andar moviendo mar y tierra, o en mi caso andar moviendo la plancha y tener que andar de un lado a otro de la casa para hacer una simple camiseta.
Así que empecé a valorar comprarme una prensa térmica, no sólo por el hecho de solucionar y simplificar la parte del planchado, si no también para poder hacer más cantidad y más rápido (ya que el vinilo textil es el material al que suelo recurrir con más frecuencia a la hora de hacer un regalo a familiares y amigos).

Y… ¡Sorpresa!, este verano, por mi cumpleaños, mi chico me regaló una prensa térmica. ¡Bieeeeeeeeeeeeeeeeeenn!!
¿Y qué puedo decir?
Pues aparte de que mi chico es una joya jejejeje, que el cambio es radical. Con la prensa no hay dudas (bueno sí, la primera vez que la usas y te haces con el funcionamiento), es fácil y muy rápido. Y encima con la seguridad de que no va a despegarse (se acabó el sufrir pensando que le has regalado una camiseta a alguien y que se le pueda despegar el diseño tras el primer lavado).

A raíz de publicar en varios post, de proyectos con vinilo textil, que había usado prensa térmica, me han ido llegando muchas preguntas sobre si merece o no la pena comprarse una.
Siempre que alguien me preguntaba, les pasaba un enlace de Silhouette School (un blog súper recomendado para las Silhouetteras), ya que en su día publicó un sencillo diagrama de mucha ayuda a la hora de valorar si merece o no la pena comprarla para usarla con heat transfer vinyl, es decir con vinilo textil.
El diagrama está en inglés, y no es complicado de entender, pero decidí contactar con Melissa de  Silhouette School para pedirle permiso para traducir su diagrama al español y publicarlo para que sea accesible a tod@s vosotro@s.

De nuevo, este mundo me hace conocer a gente maravillosa y majísima, y su respuesta fue que sí. Así que desde aquí, le agradezco enormemente su generosa respuesta. ¡Thank you, Melissa!

Así que aquí os dejo este diagrama, traducido del original de Silhouette School, y que espero que os ayude a decidir si necesitáis comprar una prensa térmica.

¿Necesito comprar una prensa térmica?

¿Qué os ha parecido? ¿Eres de las que se pelea con la plancha y el heat transfer? ¿Eres de las que hace mil y una camisetas?

Espero que os haya ayudado,
Ana.