Camiseta con vinilo heat transfer de acabado “twill”.

¿Planeta Silhouette o Planeta Camisetas? ¡Menuda racha llevo!
Y es que se alinean los astros para que no pare de hacer camisetas.
Por un lado, el vicio puro y duro que tengo con la Silhouette, por otro la prensa térmica que es una maravilla, y sobre todo, porque tengo unos vinilos heat transfer de Plotteralia que tenía ganas de probar.

Os recuerdo que, aunque yo parezco monotema con las camisetas, el vinilo heat transfer se puede poner en más sitios (trapos, delantales, cojines, fundas, pijamas…), lo que pasa es que yo cuando me quiero poner con la Silhouette suelo coger lo que tengo a mano.

Y ahora al lío, aquí va mi camiseta con vinilo heat transfer de acabado Twill…

heat transfer twill

¿Acabado twill?
Pues eso mismo me pregunté yo cuando lo leí. Pero traducido a mi idioma planetario viene a decir que tiene un acabado como tipo tela, de rallas diagonales (creo que a este tipo de tejido, con ese entramado diagonal, se le llama sarga).

Como ya os he comentado es un heat transfer de la tienda Plotteralia, de los muchos que tienen con los acabados que ellos denominan “texturas” (os dejo el enlace  al producto por si le queréis echar un vistazo.

Vinilo textil – Textura “Twill”
Plotteralia

Aquí podéis ver el aspecto que tiene este rollo de vinilo heat transfer.

heat transfer "Twill"

Este tipo de vinilos heat transfer se usan de la misma forma que los normales. Y como ya os he explicado en otros post el proceso, voy a intentar ser rápida pero recordando algunas cosillas importantes:

1. Lo primero como siempre es crear el diseño, y configurar el documento conforme al tamaño de vinilo que vamos a cortar. Yo siempre selecciono “ninguno” donde las opciones del tapete (ya que corto directamente desde el rollo), y configuro el ancho de mi documento a la misma medida que el ancho del rollo que vaya a usar (en mi caso el rollo es de 25 cm de ancho).

2. El siguiente paso no me cansaré de repetirlo… ¡Hay que poner el diseño en espejo antes de enviar a cortar!.
No despistaros en este punto, y así os ahorraréis el disgusto de desperdiciar material.

3. Cortar!. Una vez que esté el diseño listo, se manda a cortar.
Yo lo he cortado con la configuración que viene por defecto en el programa para vinilo heat transfer (es el que pone “Transferible Térmico Silhouette Suave”), y hoy me la he jugado porque se me ha olvidado hacer un corte de prueba. Uuuf uf! Lo ha cortado perfecto, pero si que os digo que desde que hago cortes de prueba en los materiales, en lugar de lanzarme a cortar directamente, desperdicio mucho menos material.

4. Pelar!. Sí, como las patatas jajaja.
Quitamos los restos de vinilo que no forman parte del diseño.
Y en este punto me gustaría comentar, que nunca me había costado tanto separar los restos de vinilo del plástico sobre el que viene pegado. Tras un rato armada de paciencia (y en un par de ocasiones cagándome en “!%”$) he conseguido separar todos los trozos inservibles.

diseño camiseta

Si os fijáis en la foto, por encima de la “r” de Creativity y subiendo hasta la “T”, veréis que hay unas partes como rasgadas de color más claro, bueno pues eso es porque el vinilo se despegaba mal y en unas partes se llevaba el pegamento de la hoja de plástico.

5. Colocar sobre la camiseta, poner papel de horno encima… ¡y a planchar!.
Yo desde hace unos meses tengo prensa térmica, y la verdad es una maravilla. La parte del planchado se convierte en algo fácil y rápido.

prensa térmica
Yo suelo “plancharlo” dos veces, una primera con el plástico en el que viene pegado, y con el papel de horno encima, y la siguiente vez le quito el plástico y lo plancho sólo con el papel de horno.

Como ya habéis podido ver como queda la camiseta en la primer foto del post, os dejo una más al detalle para que podáis ver el acabado del vinilo (no sabía que mi móvil podía hacer tanto zoom).

detalle "twill"
La verdad es que este acabado, que se supone que asemeja tela, sólo se aprecia bien si lo miras muy de cerca (cosa que espero que la gente no haga porque la frase empieza a la altura del pecho y lo mismo es una situación un poco rara jajajaja). Mientras que de lejos parece un vinilo gris brillante tirando un poco a plateado.

Lo importante es que podáis verlo para que sepáis como queda, y os ayude a decidir si os interesa o no (así os evitáis pedirlo a ciegas). Yo personalmente, lo veo un buen sustituto para cuando queramos usar heat transfer gris, y así darle un poco más de vidilla que si fuera uno de color gris liso.

Y ahora… ¡a estrenar camiseta y darme un paseo para lucirla!.

Un saludo,
Ana.