Felpudo personalizado



Hace como un mes vi que mi vecino había cambiado de felpudo por uno más divertido, pero comprado claro (esto va sin acritud, que por suerte tengo unos vecino majísimos, y ademas que remedio les queda que comprarlo si no tienen una Silhouette jejeje).
¿Y por qué os cuento esto? Pues porque era el empujón que necesitaba para ponerme de una vez a personalizar uno que compré en los chinos hace más de 6 meses.
Después de varios días de intentar pensar algo que poner (con un estupendo catarro acompañándome) tuve que ir a Pinterest a buscar ideas, y acabé haciendo este que véis en la foto.

Felpudo

Aunque tampoco es que haya sido lo más original del mundo, me ha encantado el resultado.
¿Os apetece saber cómo lo he hecho? Y de paso saber qué es lo que no hay que hacer, porque en algunas cosas no estuve muy acertada.

Materiales:

Lo primero de todo fue crear el diseño, que en este caso es una frase combinando dos fuentes: Nickaley y Buble tea
Para calcular el tamaño del diseño dibujé en el programa un rectángulo del tamaño del felpudo, 40×60 cm, y le he dado transparencia al fondo para poder ver lo que ocupa con respecto al tapete de corte.

programa1

La idea es hacer una plantilla sobre la que pintar, así que decidí que la cortaría en vinilo. El vinilo al ser adhesivo se sujetaría mejor al felpudo, y haría más sencilla la parte de pintar.
Así que para poder cortar el diseño a ese tamaño, configuré mi documento para cortar directamente desde el rollo de vinilo.

Programa2

Una vez colocado el diseño en mi documento, lo corté en vinilo usando la configuración del programa para el vinilo (subiendo un poco el grosor) y colocando el rollo directamente en la máquina.

Programa3

corteplantillavinilo

Cuando ha finalizado el corte siempre me aseguro de que ha terminado de cortar bien el diseño antes de descargar, ya que si no lo ha cortado del todo siempre podemos volver a enviar el corte, sabiendo que lo hará por el mismo sitio.

Cortevinilo

Una vez cortado, hay que pelar/retirar las partes del vinilo en las que vamos a pintar, en este caso las letras.

plantillavinilo

Para llevarme el vinilo sobre el felpudo he usado un transportador transparente de PVC, al ser transparente facilita que lo podamos colocar centrado sobre la superficie en la que va el vinilo.

TransportadorPVC

Colocartransportador

Al pasar el diseño al felpudo empecé a ver los primeros problemas.
El vinilo no se pega bien al felpudo y cuesta un montón retirar el transportador y, una vez retirado el transportador, el vinilo no quedaba pegado de forma uniforme y se levantaba en muchos sitios.

Colocarplantilla

A pesar de los problemas, soy muy cabezota, así que seguí con la parte de la pintura ya que, al ser pintura en spray, podría pulverizarlo perpendicular al felpudo intentando que no se colase la pintura por debajo de la plantilla.

La pintura es de Plotteralia, y de la marca es Simply Spray, en este caso especial para tejidos. Y el motivo de elegir pintura pare tejidos era por si eso hace que se quede más integrado a la fibra del felpudo.

¡Y a pintar!
Como la plantilla no llegaba hasta el borde del felpudo cubrí el resto con cinta de carrocero (que además hacer la plantilla igual de grande del felpudo es desperdiciar vinilo), y le di un par de capas de pintura con el spray.

Pintar

Últimamente ando peleada con cualquier formato en spray, no se que me pasa pero me da torpe, y por ejemplo en este caso no lo debí agitar bien y en algunas partes la pintura salía a chorritos.
Y encima soy poco espabilidada porque, sabiendo mis problemas con los sprays, voy y lo hago en la cocina, en lugar de bajarme al garaje que no pasa nada si mancho… Menos mal que las salpicaduras sobre los azulejos se han quitado con una simple pasada de papel de cocina.

Esperé una horita para darle tiempo a secar. No sé si hay que dejarlo más, pero no tengo paciencia y quería ver si había sido un completo desastre, y si los bordes del texto habían quedado nítidos o emborronados.

Pues sorpresa, sorpresón, y alegría mogollón… ¡Me encanta el resultado!

Felpudo2

Por supuesto se puede mejorar, y por eso os dejo unas recomendaciones por si hacéis un proyecto similar (y de paso para acordarme yo cuando repita).

  • No merece la pena usar vinilo para hacer la plantilla. Se pega mal al felpudo y además, como es flexible, cuando lo levanté de los bordes para llevármelo a la cocina se iba despegando el vinilo.
    Si repito usaré una plantilla de cartoncillo, y aunque no sea adhesiva siempre se le puede poner un poco de pegamento reposicionable para que se quede fija.
  • La ocpión de pintura en spray es muy acertada.
    No sólo porque es rápido de aplicar, es que además cubre de maravilla y más teniendo en cuenta que es una superficie irregular (y peluda).
  • No usar pintura en spray dentro de casa.
    Aunque en favor de esta pintura diré que no huele nada, como todo producto en spray corremos el riesgo de pulverizar donde no debemos, y que manchemos suelo, paredes… Yo por suerte sólo manché los azulejos del suelo de la cocina y pude quitarlo con facilidad.

¿Os ha gustado? ¿Qué mensaje o diseño pondrías vosotros en vuestra puerta?

Saludos en spray,
Ana.